martes, 18 de junio de 2013

Limpiar

Esta es la obsesión de muchos usuarios finales: limpiar el toldo.
Y en muchas ocasiones, no se asesora lo suficiente, desde la perspectiva del profesional vendedor e instalador

Siempre me ha gustado insistir en ello, porque, una vez finalizada la instalación, existe una idea aceptada por algunos, de que la relación comercial cliente-instalador ha terminado.

Y esta relación, no tan solo debe perdurar en el tiempo, sino que es motivo para el establecimiento de nuevos contactos, y en consecuencia, de nuevas opciones de venta.

Bueno, ya hablaremos de todo ello en un artículo específico. Hoy toca limpieza.



Unos consejos básicos.


Es primordial una aspiración regular del tejido, para eliminar polvo y suciedades que puedan llegar a incrustarse en su entramado.

En caso de alguna mancha persistente, ésta pude tratarse con algún tipo de espuma seca, o producto de los empleados en la limpieza de sofás, etc






Nunca, y digo así NUNCA debe emplearse agua o líquidos limpiadores a presión, mediante el uso de esos famosos aparatos que "todo lo limpian"





Si bien, existe una excepción. Aclaremos:

Si el tejido es de PVC o de los denominados micro-perforados, cuya base puede ser la fibra de vidrio, el poliéster tensado, etc, recubierto de PVC, entonces puede usarse este medio de limpieza, sin miedo a eliminar la capa de barniz o apresto, que los tejidos denominados acrílicos llevan, para repudiar el agua.

El resultado de una lona acrílica debida y regularmente aspirada, os sorprenderá:



Y otro punto importante, tantas veces olvidado:









La estructura, el conjunto de sustentación del tejido, los brazos, perfil de carga, soportes, etc, estos SI pueden limpiarse con agua, añadiendo un poco de jabón neutro, para no dañar el lacado.






Un consejo final:

Un pequeño libreto, con el uso y manejo del toldo, así como las recomendaciones sobre cuidado con los elementos de tensión, de los sistemas eléctricos (si los hubiere) y del mantenimiento, y limpieza, pueden dar otra imagen a vuestro negocio.

El toldo es un sistema que tiene movimiento, y por tanto necesita de mantenimiento, engrase y limpieza.
Este apartado también puede ser una bolsa de negocio en donde incluir revisiones periódicas, cuotas anuales, e incluso cambios de lona gratuitos pasado el tiempo que se estime contractual...
Pensar en ello

0 comentarios :

Dí lo que piensas...