lunes, 3 de noviembre de 2014

Nivelación de la inclinación

Son muchos los toldos de brazos articulados que podemos ver, tan solo andando por la calle, con una nivelación inclinada hacia uno de los lados.


Normalmente se suele decir que esta inclinación está graduada a posta, con el fin de conseguir que el agua de la lluvia se deslice hacia un lado, favoreciendo la evacuación de la misma.

De todos es sabido que un toldo es un sistema de protección solar, y que, tal y como indica la normativa europea EN13.561  de obligado cumplimiento para este tipo de sistemas:

"Se debe recoger un toldo, en caso de lluvia torrencial (mayor de 20 litros por m2 y hora), y sea cual sea la importancia de la precipitación cuando la inclinación del toldo sea inferior a 14º, o pendiente del 25%."

También, (y ello suele ser la causa más común de la citada inclinación desnivelada), ocurre que la instalación del toldo no se ha realizado con la debida profesionalidad.

Veamos


En el soporte lateral, y más concretamente en la parte del mismo que se sujeta el brazo, existe un dispositivo de nivelación, denominado "bulón", consistente en un saliente en forma de tronco de cono que corre a lo largo de un eje roscado, el cual se puede accionar desde el exterior, mediante una llave allen o similar.












El citado bulón se inserta en uno de los agujeros que la parte superior del brazo, denominada tapeta y de forma circular, tiene, con el propósito de partir de una inclinación previa, a expensas de su nivelación exacta mediante el giro del citado eje roscado nombrado anteriormente



Pues bien, precisamente la forma de tronco de pirámide que tiene el bulón, además de la holgura que pueda llegar a tener el orificio  de la tapeta donde se inserta, hacen que el conjunto del brazo  tenga un "juego" que provoca diferencias de nivelación en el conjunto.

Como quiera que el apriete final del brazo con respecto al soporte se realiza mediante un tornillo y tuerca, en posición diametralmente opuesta a la extensión del brazo ( tal y como se observa en la última foto), cuando efectuamos el apriete del mismo, debemos prestar especial atención en qué sentido tiene el "juego" el brazo en su conjunto.
Una práctica eficaz y sencilla consiste en llevar el bulón hacia uno de los extremos que le da el "juego", antes del apriete definitivo del tornillo central.

De no ser así, el brazo izquierdo, siempre tendrá tendencia a "caer", mientras que el derecho, tendrá  la tendencia contraria, cuando efectuemos el apriete final.

Existen otros sistemas de nivelación, que ya explicaré en otros artículos, y que evitan ese desagradable inconveniente, que resta imagen de calidad al conjunto del toldo.

Como siempre, a vuestra disposición para cualquier duda o ampliación de información

lunes, 22 de septiembre de 2014

Brazos invisibles cruzados

Se trata de una opción para aquellos brazos articulados en los que hay menos línea que la salida deseada.
En una situación normal, los codos de los brazos, al recogerse, se tocarían, y no permitirían que el toldo se recogiese del todo.





Para poder instalar, en ese caso, se utilizan unos componentes denominados kit de brazos cruzados. Una pieza de dicho kit, se coloca en el soporte izquierdo, de tal modo que el brazo baja lo suficiente como para poder pasar por debajo del derecho al recogerse el toldo.







Así ambos brazos no coinciden en la misma horizontal, y pueden recogerse, sin necesidad de ser solo admitidos aquellos que no superen la mitad de la línea.









Para salvar esta diferencia de altura, y permitir que el brazo se sujete normalmente al perfil de carga delantero, otra pieza terminal, más alta de lo habitual, se encuentra también dentro del citado kit.





Aunque el método puede solventar algunas instalaciones, presenta algunas dificultades.
Principalmente el aspecto general, el cual presenta una sensación visual de estar desajustado en cuanto a su referencia con el plano horizontal.


Y si analizamos un poco el sistema, veremos que, ciertamente, es muy difícil conseguir una horizontalidad aceptable.

El tubo de enrolle de donde sale la lona, y el lugar donde se sujeta el soporte al brazo, se encuentran en distinta posición horizontal.
Eso conlleva a que, dependiendo de la inclinación que le demos al toldo, la distancia entre tejido y brazo, varíe, acercándose cada vez más a medida que el toldo tenga mayor inclinación.
En un toldo normal, esa variación de distancia es simétrica en ambos lados, por lo que, una vez graduado, se puede variar la inclinación sin que afecte a la horizontal.Mientras que en un toldo con sistema de brazos articulados, esa distancia varía en ambos brazos. Y por ello se requiere un ajuste mucho más preciso.

El resultado se ve claramente en muchas de las instalaciones en las que se emplea este kit, donde se puede apreciar el desnivel existente

  En sistemas cofre, no es posible emplear esta opción. Si puede hacerse en sistemas de los denominados texpro o semi-cofre, puesto que los brazos quedan por fuera del perfil que recoge el tejido.
Pero en la mayoría de estos últimos sistemas, se emplea ya en instalaciones normales, un terminal de doble altura, para que el perfil de carga suba hasta la entrada del perfil de recubrimiento de la lona. En consecuencia, si empleamos un kit de cofre, aún deberíamos utilizar un terminal más alto para el lado izquierdo.
La estética y la consistencia del conjunto se ve ostensiblemente mermada.





lunes, 8 de septiembre de 2014

Esta es la entrada 200 en este blog.
Y me hace especialmente ilusión haber llegado hasta aquí.

Por el contador de visitas, voy comprobando que son muchas las gentes que entran en este rincón.
Y de todos los países. Lógicamente, de una manera principal los de habla hispana.

Los comentarios no se prodigan en exceso. Pero entiendo que sea difícil escribir.

Cuanto menos, el saber que se leen los contenidos, me anima en mi quimera de seguir divulgando cuestiones relacionadas con la protección solar.


MUCHAS GRACIAS



Y ahora vamos a aprovechar la entrada.

Os adjunto un vídeo de la empresa Sunsetter awnings, el cual me he permitido añadirle unos subtítulos, y un poco de música
Veréis que se trata de un modelo de toldo interesante.
Espero vuestras opiniones


video

lunes, 1 de septiembre de 2014

Toldos para terrazas

Son muchos los modelos que pueden utilizarse para dar protección solar a terrazas de bares y establecimientos de restauración.
Los modelos más comunes suelen ser los brazos articulados con sistema monobloc, y los correderos planos.
Estos dos modelos permiten cubrir grandes superficies con estructuras poco aparatosas.

















También se utilizan para ese fin, los parasoles, si bien estos presentan el inconveniente del espacio que ocupan los vástagos centrales.





Hoy os voy a exponer un ejemplo de instalación, si más no, curioso. Encontrado en la provincia de Teruel, en la población de Castellote.
Se trata de un monobloc de la marca Llaza, del modelo ART-500.
Este modelo permite salidas de brazo de hasta 5 metros, como el que nos ocupa.





En esta instalación se ha empleado la opción de tres brazos, debido a las dimensiones considerables de la línea





Situado en plena plaza del pueblo, se requiere de una solidez adecuada para hacer frente a la fuerza del viento. Lleva para ello, un sensor de viento programado a la velocidad que exige la normativa para este tipo de toldos: CLASE II 38 km/h.




En instalaciones así, el afianzado de los soportes a la pared, requiere de una atención especial por parte del instalador.


Al parecer, la respuesta obtenida no le ha parecido suficiente, por lo que, una vez extendido el toldo, unos puntales delanteros reciben un perfil anclado en el propio perfil de carga, de tal modo que el toldo abierto, goza de un apoyo delantero.


Y para evitar que con los desajustes, la fuerza de los brazos de este modelo, (según especificaciones del fabricante 110 kp de fuerza de cierre para dos brazos) doble los puntales, éstos se encuentran sujetos al edificio mediante unos cables de acero.


En instalaciones más reducidas, puede emplearse un sistema de puntales extraíbles y telescópicos, con una base a suelo y una roscada al perfil de carga, que pueden colocarse una vez extendido el toldo.

Si el toldo se encuentra automatizado NO DEBE EMPLEARSE ESTE SISTEMA.
La recogida automática no permitiría la extracción de los citados puntales, lesionándose toda la estructura.


TENER SIEMPRE PRESENTE QUE TODO SISTEMA DE SUJECIÓN SUPLETORIO, DEBE PERMITIR LA RECOGIDA AUTOMÁTICA DEL TOLDO, 
sin necesidad de intervención manual,


lunes, 18 de agosto de 2014

Arquitectura minimalista

Así le llaman a este tipo de arquitectura de líneas rectas, grandes aperturas, volúmenes cúbicos....
La mayoría de los arquitectos que adoptan este modelo, lo hacen buscando el protagonismo en la luz, la transparencia, la visión, el espacio...
Muy lejos queda aquel estilo de paredes gruesas y ventanas pequeñas, con el fin de salvaguardar el espacio interior de los agentes atmosféricos externos.
Ahora imperan las grandes cristaleras. La construcción pasa a ser una servidumbre del individuo, de sus preferencias, de su comodidad.


Pero también podemos encontrar en este tipo de construcción algunos inconvenientes. Que pueden ser subsanados, por supuesto.

Es aquí donde intervienen los sistemas de protección solar.

Y es que, grandes superficies acristaladas generan amplitud y visión, pero también se constituyen en excelentes transmisoras de la luz y el calor externo.

Desgraciadamente, quienes nos dedicamos a sistemas de protección solar, nos queda mucho trabajo de comunicación con respecto a los autores del proyecto: a los arquitectos.

Cierto es que grandes fabricantes del sector, tanto en elementos estructurales como en tejidos, ya realizan jornadas de comunicación a todos estos nuevos profesionales que muy pronto estarán entre los arquitectos de prestigio.
Y también que mediante envíos periódicos, se mantiene informados a todos los colegiados de las novedades en el sector, así como de las ventajas de su inclusión en los proyectos que realicen.
Pero el arquitecto aún conserva cierta tendencia a no "emborronar" su fachada con sistemas de protección solar.

La fachada es el rostro de su creación, y el profesional diseñador huye de maquillajes o aderezos.

Sin embargo, y en favor de la practicidad y de la habitabilidad de las viviendas, durante todas las estaciones del año, desde aquí quiero romper una lanza en favor de las ventajas de ahorro energético, de intimidad, de comodidad...en definitiva, de control sobre la gestión del estado interior de la vivienda, de acuerdo con los deseos del usuario, que presentan los sistemas de protección solar

Todo sistema que se ubique en el interior de la vivienda, (detrás del cristal) tiene ya un elevado porcentaje de merma en su efectividad. Dado que estamos hablando de superficies acristaladas de grandes dimensiones, y, en consecuencia, transmisoras de luz y calor.

Sistemas de toldos verticales, guiados con cable, varilla o guía, por el exterior, ayudan ya a reducir notablemente el impacto de la energía solar sobre la citada superficie. Además ese modelo permite darle al proyecto el complemento de "una segunda piel" a la fachada. Consiguiéndose así, un efecto cambiante en la imagen que pueda presentar según el momento del día



Y existen en la actualidad, gran cantidad de modelos de toldo que pueden integrarse perfectamente en el aspecto de la fachada, acorde con sus líneas minimalistas y rectilíneas.










Hasta podemos aconsejar algún modelo que se integra perfectamente en el propio interior de la fachada.

NO hay que esperar pues a que nos lo den todo hecho. Aún nos queda un largo camino por recorrer.

La protección solar permite gestionar energías gratuitas, y aumentar el confort acorde con los requerimientos del usuario.

Trabajemos con ahínco en divulgar la información de sus productos

Comparte este artículo....

miércoles, 13 de agosto de 2014

Motorización y automatización

Corrían los inicios de los años 80 cuando llegó a mis manos el primer motor para colocar, en ese caso, en una persiana.
Un M-80 de Maesmol....

Mucho ha llovido desde entonces, y mucho ha avanzado toda la tecnología de la vía radio, para aplicar a los motores que permiten gobernar y gestionar persianas, toldos, cortinas, ventanas, puertas, cancela...y un largo etcétera.

Ya hemos hablado en alguna otra ocasión sobre los avances en la gestión de toda la vivienda vía web, a través de un IPhone, por ejemplo. 
Y dedicado algunos artículos de este blog:

http://fxylaproteccionsolar.blogspot.com.es/2013/04/mando-emisor.html
http://fxylaproteccionsolar.blogspot.com.es/2013/03/domotica.html

Pero hoy quería ceñirme a un nivel más básico: a la instalación y programación de un toldo, por ejemplo, a través de un mando emisor, y con la inclusión de un sensor (viento, sol, lluvia, o combinación de esas opciones).



Muchos motores existentes en el mercado, ofrecen, además de la opción de aceptar el manejo vía radio, la posibilidad de colocar un doble inversor de pared, que permite el manejo desde un punto fijo, mediante conexiones de cable.
Otros fabricantes diferencian sus productos, separándolos en dos gamas: la vía radio, y la vía cable.


  • Nos encontramos entonces, con que, en el caso de la primera opción, el motor tiene cinco cables de conexionado.
  • Nos encontramos con que el instalador no suele leer con detalle las instrucciones de uso y conexionado
  • Nos encontramos con que éstas (las instrucciones) suelen estar llenas de frases repetitivas,mal traducidas y poco prácticas
  • Nos encontramos con la pluralidad de marcas que conlleva la pluralidad de diferencias en las operaciones de programación
  • Nos encontramos con la complejidad de las funciones a realizar para programar un emisor con el motor. Máxime en el caso de un borrado total o reseteado. (hay modelos en el mercado que requieren de once diferentes acciones sobre el emisor, en una cadencia específica, además de un desconexionado y conexionado del motor a la red)


Y el resultado suele ser...el caos.


Creo que, con los avances tecnológicos de los que disponemos en la actualidad, los procesos de programación y asociado de sensores, podrían ser mucho más unificiados o sencillos, salvaguardando igualmente los borrados accidentales.
Porque este suele ser el motivo argumentado por los fabricantes para justificar sus softwares.

Todo ello lleva como consecuencia, la proliferación masiva de utilización de este sistema de elevación, aún a pesar del notable aumento que ha experimentado este sector

La elaboración de unas fichas técnicas, resumidas y prácticas, con dibujos que facilitan su comprensión y poco texto, es una herramienta que me parece útil y efectiva



A lo largo de mi trayectoria profesional he tenido ocasión de manipular muchas y variadas marcas y modelos de motorización y automatización. Y siempre he procurado sintetizar las programaciones en esas citadas fichas.

Si algún lector-instalador tiene alguna inquietud al respecto, puede contactar libremente conmigo, por si puedo ser de utilidad.

fxandresg@gmail.com

...o en este mismo blog.



martes, 5 de agosto de 2014

La lona corta en un toldo

Cuando un toldo se encuentra extendido a su máxima apertura, la longitud del brazo determina la dimensión que debe tener el tejido de salida.
Además, a esa medida, se debe añadir la cantidad de tejido necesaria para que el tubo de enrolle quede cubierto con el citado tejido, y no se exponga su superficie a los agentes atmosféricos.
Para un tubo de enrolle de 70 mm. de diámetro necesitaremos una longitud de tejido igual a :

2πR = πD

siendo π el número 3,14 y D el diámetro del tubo, o lo que es lo mismo 2R, dos veces el radio.

Haciendo los cálculos obtenemos una longitud necesaria para el tubo de enrolle de 70 mm. de aproximadamente 22 centímetros, y de 25 centímetros para el tubo de enrolle de 80 mm.

A todo ello cabe sumar también la cantidad de tejido necesaria para la elaboración de la vaina inferior y superior, en donde se aloja el conocido "macarrón" o "varilla vaina", que permite sujetar el tejido al tubo de enrolle y al perfil de carga.

Dependiendo de la maquinaria empleada esta medida suele variar, pero oscila alrededor de los 40 mm.

En total:

25+4+4 = 32

cuando estos datos no se consideran, y se tiende a emplear la mínima cantidad de tejido posible, los resultados saltan a la vista.
Máxime cuando el toldo lleva sistema de elevación manual, porque el cliente no siempre detiene el toldo en el mismo punto, y además de dejar el tejido destensado, el tubo de enrolle puede aparecer a plena luz en su totalidad.

Lo barato saldrá caro...


domingo, 3 de agosto de 2014

Comunidad de vecinos

De todos es bien sabido que, en muchas comunidades, hacen constar en sus estatutos las características que deben contemplarse en el momento de la instalación de un toldo, o sistema de protección solar, en aquellas viviendas que dan a una fachada común.

Curiosamente, se suele mencionar el color del tejido, (modelo y fabricante), pero no así la parte que me gusta denominar elemento portante. Es decir, la estructura de sustentación ( en el lenguaje de la calle, "el herraje")
Este nombre proviene del material empleado para su elaboración. (el hierro). Si bien, en la actualidad,el aluminio y otros metales ligeros, son utilizados con mayor asiduidad.

El caso es que, aún a pesar de respetar el criterio establecido en los citados estatutos para unificar el tejido de los toldos, éstos pueden presentar un aspecto bien distinto, y con ello, estamos muy lejos de conseguir una armonía en la fachada.

Capotas, cofres, verticales, brazo directo, estores...pueden ser elementos portantes aptos para la sustentación del tejido uniforme, y en cambio, ofrecer en su conjunto un aspecto nada conciliador.

Sería interesante que, en aquellas ocasiones en las que las comunidades soliciten la intervención de un profesional de la protección solar, para asesorarse sobre las cualidades del tejido a escoger, también apuntásemos las ventajas de cada modelo de estructura.

Como imagen ilustrativa de este escrito, os incluyo una imagen tomada junto al centro comercial Les Gavarres, en Tarragona.
En ella podemos observar, además de la total anarquía en la elección del colorido del tejido, también una pluralidad de modelos de toldo que ayudan a ofrecer a la vista del observador, una total disparidad de criterios entre los habitantes del bloque.

Podríamos decir que estamos ante una exposición de modelos de un instalador
Curiosidades...


sábado, 28 de junio de 2014

LOS TERMINALES EN COFRES Y BRAZOS ARTICULADOS

Es MUY IMPORTANTE, respetar la distancia de fijación de un terminal de brazo articulado al perfil delantero.

La  no contemplación de esta indicación, puede provocar un cierre dificultoso.

Inclusive, cuando el toldo o cofre está motorizado, la maniobra de cierre puede provocar la separación de la pieza terminal del perfil del brazo, tal y como se observa en la imagen:


Los fabricantes de brazos, disponen de las tablas de medidas adecuadas, las cuales debéis conocer.
Así mismo, la fabricación de brazos regula la unión de la pieza terminal con el perfil, acorde con los kilos necesarios para el esfuerzo al que están diseñados.
Dicha regulación está contemplada dentro del proceso normativo.

Un brazo amparado por un fabricante de calidad no se separa del modo que hemos visto en la imagen SI NO ES POR UNA INCORRECTA INSTALACIÓN DEL MISMO




sábado, 21 de junio de 2014

Toldos, toldos, toldos y más toldos

Si os apetece ver imágenes curiosas de instalaciones, algunas explicaciones, opiniones, criterios...
Para conocer un poco más este mundo de la protección solar, podéis daros un paseo por esta página en Facebook.

https://www.facebook.com/pages/FX-Y-La-Proteccion-Solar

Otro rincón donde encontrar buenos amigos, y curiosidades


miércoles, 18 de junio de 2014

Toldos "corredizos"

Hoy me gustaría hablaros de ese tipo de toldos, plegables, planos, corredizos, marinos, de acordeón...
En realidad, voy a tomar como base un enlace que he encontrado en internet, porque la mayoría de vosotros ya conocéis este tipo de toldos, sus variedades y sus peculiaridades.

http://decoraconideas.blogspot.com.es/2013/06/toldo-corredizo-casero.html




En este enlace, se cuenta paso a paso cómo confeccionar un tipo de toldo para incentivar a los "manitas" a realizar una cubierta para su creación "chill out". Mi intención no es otra que aportar a este tipo de sugerencias o motivaciones, la información que también debe conocerse sobre este tipo de estructuras externas a la vivienda.Para todo tipo de instalación que complementa un espacio exterior, la normativa europeaEN 13.561 nos indica la forma, el modo y la clasificación a la que  debe ceñirse.Hay que considerar que se trata de una estructura que sostiene un tejido, y que por ello, estará sometida a la acción del viento sobre ella, actuando como una vela.
 
Los anclajes de esta estructura, deben, por tanto, tener unas características de resistencia determinada, que se especifican en dicha normativa.
 
 
Toda instalación que pueda ser causante de incidencias a terceros, debe cumplir con unas características de seguridad que están reguladas, y que debemos conocer y cumplir para estar resguardados de posibles accidentes.
 
 
Todos aquellos profesionales que os dedicáis a la instalación, conocéis esta normativa. Y me ofrezco, como siempre a que os dirijáis a mi correo, para cualquier duda o aclaración sobre ello.
Para aquellos particulares que os animéis a realizar este tipo de instalaciones, recomendaros que os informéis con detalle de todo cuanto rodea a un sistema de protección solar. Y en consonancia con ello, brindaros también la posibilidad de que consultéis todo lo que os inquiete, mediante correo o escrito a este blog.
La seguridad es clave en todo sistema de protección solar.


sábado, 10 de mayo de 2014

Grandes superficies

El mercado comercial, en todas sus vertientes, está sujeto a constantes cambios
Cambios que no siempre pueden calificarse como evolución.

Y es que cuando entramos en la posibilidad de encontrar un filón, basado en el aumento del consumo, cierto es que ello repercute en el precio del producto, optimizando sus costes de producción, pero no siempre es aplicable en todos los procesos.
Y mucho menos, cuando hablamos de un sector en el que el producto a medida se constituye como la base de  la demanda.
Pero la globalización, no perdona. Y aunque haya sido necesario recorrer mucho más camino ( = mucho más tiempo) para llegar a la situación actual, estamos ya de lleno sumergidos en la vorágine del toldo estandarizado en medidas. Y en calidad.

Esa es, todavía, nuestra tabla de salvación.


Cientos, miles... de toldos estandarizados, metidos en contenedores y llegados a nuestras costas desde el mundo oriental, se pueden ver llenando ya los escaparates y los estantes de las grandes superficies comerciales de bricolaje.
Nacidos para penetrar en el mercado del "hágaselo Vd. mismo", y con un nivel de calidad en sus componentes, estudiado para ser un artículo de temporada.
Lejos de la constante que, desde tiempo ha, ha prevalecido en este sector de la protección solar.
Parasoles y cenadores ya fueron víctimas de esa plaga invasora, antecediendo al toldo.
Parece que en estos artículos encontrábamos la ambigüedad de tratarse de unos sistemas de fácil instalación, además de ser susceptibles de poder moverse en el mundo de la estandarización de medidas, al no estar supeditados a ningún hueco, o pared.

En muchos establecimientos de nuestras concurridas calles, sobretodo en esas franquicias creadas en la venta al detall de frutas, y regentados por gente de Pakistán; así como en los ya conocidos bazares chinos, pueden verse instalados estos modelos de toldos, con unas estructuras llevadas al mínimo, y, por supuesto, sin la garantía ni la certificación de clase de las normativas que rigen en nuestro país.

Instalar un toldo no es tarea fácil.
Requiere de unos conocimientos y de una profesionalidad.
En un país como el nuestro, el poder cubrir la mayor superficie, adaptando el producto a la medida de su lugar de destino, es también un factor a considerar.
Y colocar un toldo en un balcón, o terraza, a una altura determinada del suelo, no es lo mismo que instalarlo a pie llano, con una sencilla escalera.
De ahí que, cada vez más, el mercado del profesional del toldo se encarrile a la especialización, a la garantía, y a la durabilidad.




Son, pues, dos vertientes en las que se ha segmentado el mercado, y que cogen caminos divergentes.

Porque un toldo de ofertado en las grandes superficies, tiene el final de su vida muy próximo.. y ya sentenciado.

Una imagen vale más que mil palabras....


domingo, 20 de abril de 2014

NUEVAS TENDENCIAS

En la actualidad, el mundo de la confección de los tejidos para sistemas de protección solar, también ha evolucionado.
Así, el clásico sistema de unir las tallas de, como norma genérica 1,20 metros de ancho, con costura mediante máquina de doble aguja, ha dejado paso al encolado de ambas tallas, mediante una maquinaria que, a lo largo de los más de 10 años en que inició su andadura, ha demostrado con creces su efectividad.

Los tejidos pegados con cola especial, consiguen una adherencia duradera, y evitan la perforación de las agujas en su estructura.

Así mismo, y dependiendo de la calidad del hilo utilizado en las costura, éste sufría un deterioro más o menos temprano, con lo que, los tejidos debían ser "recosidos" en algunas ocasiones.

Otro factor a considerar como diferenciador radica en la tensión aplicada a los hilos que intervienen en todo proceso de costura: 

  • el superior que se enhebra en la aguja,  
  • el inferior, que suministra la canilla, y sobre el que se cruza el primero, para dar consistencia a la citada costura

La regulación de ambas tensiones, requiere de una metodología precisa, para evitar así el proceso de "arrugado" en la costura,


Empleando el método de pegado, esta incidencia se evita considerablemente.

En la actualidad existe también maquinaria capaz de unir tejidos de características diversas.
Tales como tejido acrílico con PVC, especialmente indicadas para la confección de verticales con ventana. Utilizados en terrazas de restauración, en campings, o como puertas separadoras en naves industriales.


Existen multitud de marcas especializadas en la construcción y venta de todo tipo de maquinaria para los distintos procesos de cosido, pegado, aplicación de calor para la disolución de ambos tejidos a unir, e incluso sistemas de alta frecuencia que consiste en la aplicación de impulsos eléctricos sobre la costura,mediante la utilización de barras electródicas.

Artmecc, Bielle, Cuttex, Hashima, Juki, Kansai, Km, Inderle, Marsew, Pegasus, Racing, Ricoma, Sulee, Sunstar, Suzuki, Templex, Treasure, Trevil, Variomatic, Zoje, Smre, y especial mención para Durkopp Adler, son algunas marcas con garantía.

En los denominados tejidos técnicos (base de poliéster o fibra de vidrio recubierta de PVC) es donde se suele emplear con mayor asiduidad este último sistema de alta frecuencia. Y es en  donde se suelen efectuar las uniones electródicas mediante soldadura horizontal. De este modo, se evitan las arrugas en el enrolle que generan el grueso de las soldaduras en vertical.


Las viejas máquinas de unir, mediante una sola aguja y con la aplicación del movimiento a pedal...han quedado ya para museo.

jueves, 27 de febrero de 2014

Lona intermedia

Este artículo de hoy, va dedicado a un querido amigo de profesión: 
José Luis, de la empresa Toldos Santander Stores.

Pocos días antes de dejar mi último trabajo, conversamos telefónicamente sobre las distintas opciones de instalación de una lona que cubriese el espacio que queda cuando se instalan dos toldos en línea.
Ya sabéis que el tejido de un toldo tiene una línea inferior a la que el toldo tiene en su totalidad.
Básicamente porque la lona o tejido no puede cubrir el espacio que requiere el soporte y el sistema de elevación (máquina o motor)
Cuando, bien sea por la incidencia muy perpendicular del sol, o por requerimiento de la propiedad, quieren que no " se cuele" ni una línea de sol, es necesario instalar un tejido adicional que cubra este espacio.

En la imagen, podemos ver una instalación como la mencionada.
Con la peculiaridad de que  en ella, los dos toldos se abren o cierran de forma simultánea. Es decir, al unísono.
Prueba de ello, la encontramos en la bambalina, que está confeccionada de una sola pieza.



En el caso de la imagen, una vez extendidos los toldos, y mediante el accionamiento de la máquina que se encuentra en el enrolle de la lona intermedia, bajamos manualmente esa franja, que, una vez extendida en su totalidad, y después de insertar la varilla que lleva como barra de carga, en los enganches que se encuentran en el perfil del toldo, re-tensamos en sentido inverso, a voluntad.
Veamos las dos partes principales de la citada instalación, con más detalle:

 



En la primera imagen veamos el conjunto de soportes, máquina y tubo de enrolle del tejido.
Y en la segunda la varilla a modo de barra de carga que se inserta en los agarres del perfil del toldo
Este sistema de agarre puede hacerse también de distintos modos: mediante un perfil de remate y unos pasadores, etc. Queda a la imaginación del instalador. Lo que sí es importante en este caso, es que pueda liberarse del perfil de carga del toldo, para poder hacer las maniobras de recogida de forma separada.

Existe también la posibilidad de utilizar en lugar de un tubo de enrolle con máquina independiente, un sistema de muelle libre ( como los empelados en las cortinas de interior), de tal manera que entonces, la lona intermedia siempre esta ligada al conjunto de los dos toldos, y se coloca de forma paralela cuando se actúa sobre el citado conjunto



En el caso de la imagen superior, (donde la lona citada es de distinto color, para poder observar bien la instalación) la citada lona está colocada con muelle, y por la parte inferior del tejido de los toldos.
Esta opción, tiene el inconveniente que, si se produce una ligera lluvia, que la inclinación del toldo tolere, el agua puede rebosar al interior del habitáculo protegido por los toldos.

Podéis acceder a información sobre muelles de recogida en cualquier fabricante de cortinas enrollables de interior.
Os adjunto el enlace a uno de ellos: www.resstende.com

Espero haber sido calro en las explicaciones: Y para cualquier duda, ya sabéis, a vuestra disposición



sábado, 22 de febrero de 2014

Cuidados en la instalación

Hoy quiero hablaros de una de las bazas más importantes a tener en cuenta, cuando procedemos a instalar un toldo. Sea del modelo que sea.
Y para ello, utilizaré como ejemplo un toldo modelo COFRE.

Por su constitución, parece uno de los modelos más fácil de instalar, puesto que el cofre ya nos viene del todo ensamblado del mayorista, o bien desde nuestro propio centro de fabricación.
La instalación se reduce a colocar las placas soporte, colgar el conjunto, y nivelar la inclinación.
Y es precisamente en el primer punto en donde voy a centrar hoy el consejo.
Consejo válido para soportes independientes en toldos telones o estores, puntos rectos, incluso en monoblocs.

Para la colocación de las placas soporte en la pared, es importante considerar todos los ejes tridimensionales de cualquier objeto 3D

Viendo el gráfico, cada eje lo relacionamos con una letra:

El horizontal con la "x"
El vertical con la "y"
El de profundidad con la "z"

Éstos son precisamente los tres parámetros que debemos tener muy presentes a la hora de anclar la placa soporte

X

Comprobar que ambas placas se encuentren situadas en la misma línea horizontal.
De lo contrario, el cofre nos quedará inclinado con respecto al suelo, y los anclajes a las placas de soporte no actuarán de modo eficaz

Y

Comprobar que cada placa, se encuentre en posición totalmente vertical
De otro modo, el anclaje del cofre a la placa, podría no apoyarse en su totalidad, con lo que la resistencia no será la misma



Z

Quizás la operación de comprobación más compleja.
Debemos asegurarnos que la pared está totalmente plana, y que, en consecuencia, las placas soporte están en su totalidad perfectamente ubicadas dentro del mismo plano de profundidad
Observar la imagen, tomada como se conoce corrientemente "a vista de pájaro", es decir, desde arriba.
De otro modo, ambos anclajes del cofre, no se insertarían correctamente en su hendidura, o bien forzarían la rectitud del cofre.
Caso de tener paredes irregulares, es necesario emplear cuñas  de nivelación, arandelas, etc.




Si seguimos estas tres reglas, el resultado será óptimo, y conseguiremos la mayor eficacia en el sistema de protección solar

Como siempre, saludos, y hasta el próximo artículo.
Recordar que estoy a vuestra disposición para cualquier consulta o sugerencia