martes, 5 de agosto de 2014

La lona corta en un toldo

Cuando un toldo se encuentra extendido a su máxima apertura, la longitud del brazo determina la dimensión que debe tener el tejido de salida.
Además, a esa medida, se debe añadir la cantidad de tejido necesaria para que el tubo de enrolle quede cubierto con el citado tejido, y no se exponga su superficie a los agentes atmosféricos.
Para un tubo de enrolle de 70 mm. de diámetro necesitaremos una longitud de tejido igual a :

2πR = πD

siendo π el número 3,14 y D el diámetro del tubo, o lo que es lo mismo 2R, dos veces el radio.

Haciendo los cálculos obtenemos una longitud necesaria para el tubo de enrolle de 70 mm. de aproximadamente 22 centímetros, y de 25 centímetros para el tubo de enrolle de 80 mm.

A todo ello cabe sumar también la cantidad de tejido necesaria para la elaboración de la vaina inferior y superior, en donde se aloja el conocido "macarrón" o "varilla vaina", que permite sujetar el tejido al tubo de enrolle y al perfil de carga.

Dependiendo de la maquinaria empleada esta medida suele variar, pero oscila alrededor de los 40 mm.

En total:

25+4+4 = 32

cuando estos datos no se consideran, y se tiende a emplear la mínima cantidad de tejido posible, los resultados saltan a la vista.
Máxime cuando el toldo lleva sistema de elevación manual, porque el cliente no siempre detiene el toldo en el mismo punto, y además de dejar el tejido destensado, el tubo de enrolle puede aparecer a plena luz en su totalidad.

Lo barato saldrá caro...


0 comentarios :

Dí lo que piensas...