lunes, 3 de noviembre de 2014

Nivelación de la inclinación

Son muchos los toldos de brazos articulados que podemos ver, tan solo andando por la calle, con una nivelación inclinada hacia uno de los lados.


Normalmente se suele decir que esta inclinación está graduada a posta, con el fin de conseguir que el agua de la lluvia se deslice hacia un lado, favoreciendo la evacuación de la misma.

De todos es sabido que un toldo es un sistema de protección solar, y que, tal y como indica la normativa europea EN13.561  de obligado cumplimiento para este tipo de sistemas:

"Se debe recoger un toldo, en caso de lluvia torrencial (mayor de 20 litros por m2 y hora), y sea cual sea la importancia de la precipitación cuando la inclinación del toldo sea inferior a 14º, o pendiente del 25%."

También, (y ello suele ser la causa más común de la citada inclinación desnivelada), ocurre que la instalación del toldo no se ha realizado con la debida profesionalidad.

Veamos


En el soporte lateral, y más concretamente en la parte del mismo que se sujeta el brazo, existe un dispositivo de nivelación, denominado "bulón", consistente en un saliente en forma de tronco de cono que corre a lo largo de un eje roscado, el cual se puede accionar desde el exterior, mediante una llave allen o similar.












El citado bulón se inserta en uno de los agujeros que la parte superior del brazo, denominada tapeta y de forma circular, tiene, con el propósito de partir de una inclinación previa, a expensas de su nivelación exacta mediante el giro del citado eje roscado nombrado anteriormente



Pues bien, precisamente la forma de tronco de pirámide que tiene el bulón, además de la holgura que pueda llegar a tener el orificio  de la tapeta donde se inserta, hacen que el conjunto del brazo  tenga un "juego" que provoca diferencias de nivelación en el conjunto.

Como quiera que el apriete final del brazo con respecto al soporte se realiza mediante un tornillo y tuerca, en posición diametralmente opuesta a la extensión del brazo ( tal y como se observa en la última foto), cuando efectuamos el apriete del mismo, debemos prestar especial atención en qué sentido tiene el "juego" el brazo en su conjunto.
Una práctica eficaz y sencilla consiste en llevar el bulón hacia uno de los extremos que le da el "juego", antes del apriete definitivo del tornillo central.

De no ser así, el brazo izquierdo, siempre tendrá tendencia a "caer", mientras que el derecho, tendrá  la tendencia contraria, cuando efectuemos el apriete final.

Existen otros sistemas de nivelación, que ya explicaré en otros artículos, y que evitan ese desagradable inconveniente, que resta imagen de calidad al conjunto del toldo.

Como siempre, a vuestra disposición para cualquier duda o ampliación de información

0 comentarios :

Dí lo que piensas...