jueves, 2 de mayo de 2013

Incidencia repetida


Vamos camino de las sesenta imágenes en este apartado, y algunas "incidencias" se repiten, fruto de los errores de aquellos que se autodenominan instaladores. 
Cierto, nadie nace enseñado, pero la manía de colocar los brazos al revés, con el codo hacia arriba...se repite demasiado. 
Cómo referente, algo bien sencillo: Si los brazos se colocan al revés, es imposible leer el anagrama que los fabricantes colocan en el codo.
Comienzo a creer que cualquiera se atreve con esta profesión, y como todas...requiere de una buena formación. 
Para eso estoy yo...jeje. 

0 comentarios :

Dí lo que piensas...