viernes, 8 de julio de 2016

PROBLEMAS CON LA MAQUINA FIJA

Hace unos días, en el grupo de Facebook, hice una pregunta sobre qué modo podía resultar más ventajoso para colocar un tubo de enrolle, (con su tejido y perfil de carga,) en un juego de soportes para brazos articulados, que tuviese  la inserción fija. Si en lado máquina o en lado punta.
Las respuestas fueron diversas. Y encontré a faltar la opinión de algún "viejo del lugar", de algún veterano que recordase los soportes de Mitjavila, que tenían para anclar la máquina fija, sin guía o cassette.



Cuando queremos insertar un casquillo punta en un soporte fijo, solo debemos encarar la punta al agujero, puesto que la citada punta es redonda, y en consecuencia, no es necesario hacer ningún movimiento rotatorio para "encarar" sus lados.
Al tratarse de un cilindro no tiene aristas.





Cuando queremos insertar un casquillo máquina en una máquina fijada al soporte, además de encarar el cuadrado al agujero de la máquina, tenemos que girar el conjunto del tubo de enrolle-tejido-perfil de carga, para que las caras del cuadrado coincidan con la posición  del piñón de la máquina.
Tenemos cuatro aristas que nos condicionan la posición.


En ambos casos debemos considerar que el conjunto de tubo de enrolle-tejido-perfil de carga, nos impide toda visibilidad hacia el lugar de inserción. Con lo que vamos muy a tientas.

A todo ello, debemos añadir que la longitud de la espiga cuadrada del casquillo máquina es de 38-40 milímetros en el mejor de los casos (máquina colocada por el interior del soporte). 


IMPORTANTE
Un casquillo de menor longitud no llegaría al otro extremo de la máquina, con lo que el asentamiento en el interior de la totalidad del piñón no sería completo. Y las superficies de contacto que transmiten la fuerza que nosotros ejercemos sobre la manivela al tubo de enrolle, serían mucho menores.

Citaba antes el soporte de Mitjavila, porque, al ser en ese modelo de obligado cumplimiento la opción de sujetar directamente la máquina al soporte, en la mayoría de ocasiones, se colocaba la máquina en el casquillo y luego se procedía a atornillarla al soporte.

Y cuando tenías que proceder a un cambio de tejido, en toldos de poca línea, el tubo de enrolle no permitía la suficiente inclinación para que la espiga cuadrada saliese de la máquina. Son 38-40 milímetros de contacto que, en medidas de línea inferiores a unos 4 metros, impiden su salida.

Pasa el tiempo, y las nuevas generaciones parece que se olvidan de esas "peculiaridades". Porque sale a la luz un soporte de nuevo diseño...y cae en el mismo error. Además de otros...

En un próximo artículo vendrá un comparativo detallado de todo ello

0 comentarios :

Dí lo que piensas...